lunes, 15 de mayo de 2017

Germán Yanke y el encasillamiento

Ayer murió Germán Yanke, que como todos sabréis escribió mucho en El Mundo, hizo tele en Telemadrid, colaboró en mogollón de tertulias y... claro, si hoy es el tema del blog es porque hizo radio también. 

Resulta que Germán Yanke (el apellido es checo*, aunque él era vasco) era el director adjunto de "La Linterna" de Federico. Cuando terminaba la tertulia política del programa, Yanke era el que hacía el análisis de lo que vendría en los periódicos y todo eso. Estuve buscando algún radiochip de esto, y... había alguno tan interesante que lo dejaré para otro día. Pero aquí va su voz en un pequeño radiochip linterno: 


De paso, vemos cómo Federico colaba ya desde entonces sus cuñitas de Libertad Digital como si tal cosa. Luego que si no daba la sensación de que iba "a su rollo" con ayuda del micro de la COPE... A ver... La sensación... llamadme raro... la daba. 

Volviendo al tema: En realidad de lo que me apetece hablar hoy no es tanto de Germán Yanke en la radio (que tampoco es que tuviera un historial muy largo) sino de cómo los oyentes encasillamos a alguien sólo por aparecer en un determinado programa de radio. 

Como Yanke era director adjunto de Federico, dado que luego se había marchado después a TeleEspemadrid para hacer el programa de noche... Pues en mi cabeza ya estaba encasilladísimo. Este hombre, sólo por aparecer donde aparecía, era para mí, como decía un profe mío, Mariano Hormigón, "más de derechas que la Virgen del Pilar". 

En una fiesta Erasmus en Italia hace unos años dio la casualidad de que conocí a una chavala que dijo que se apellidaba Yanke. [Sí, estuvimos hablando de apellidos raros aquella noche, sí...] Rápidamente le dije que si tenía algo que ver con Germán Yanke. Ella respondió que sí, que era su tío. Y antes de que yo le dijera: "Pues qué poca pinta de pepera tienes", se me adelantó diciendo: "Sí, ya sé lo que vas a decir... No, yo voto IU, y mi tío no es tan como tú te crees." ¡Toma contestación! 

Así que me puse a buscar... Y efectivamente, Germán Yanke se definía como "liberal", y lo mismo ha estado en tertulias de "La Tuerka" como en las de Buruaga. La verdad es que la respuesta de su sobrina (tajante y que me dejó en el sitio, porque ya sabía qué le iba a decir a continuación) me hizo pensar en si yo, al igual que mucha gente como yo, rápidamente encasillamos y ponemos etiquetas a todo aquel que participa en un medio. 

Luego, pasado el tiempo, te das cuenta de que este hombre lo mismo ha estado de subdirector (¿o codirector?) del programa de Federico por la noche que recibe tuits de condolencia por parte de Ana Pastor, Juan Cruz o Sandra Barneda, que es una cosa que desde fuera sorprende a los oyentes. Desde Pablo Iglesias a Rajoy. 

Sí, somos de encasillar. Sí, muchos oyentes somos o hemos sido mucho tiempo del rollo: "Lo que diga Marhuenda, pues lo contrario", sin analizar si lo que ha dicho es siquiera verosímil. Cuando encasillamos a alguien le negamos siquiera además la capacidad de traspasar nuestra susceptibilidad de ser convencidos de algo. 

Ser convencidos siempre lo tomamos como una gran derrota. Y creemos que los que hablan en la radio siempre son tan radicales como.... como nosotros muchas veces. 

En los últimos años que estuvo en activo estuvo en tertulias de RNE, de la COPE (con Buruaga)... Y el otro radiochip de hoy es de un día en que estuvo como gabinetero en el programa de Julia Otero. Otro radiochip, en este caso sobre la muerte de Gadafi en 2011: 



Los tuits que veis a la izquierda los ha subido @Lurmas, y Julia Otero lo ha retuiteado. Vemos cómo se "coció" el fichaje de Yanke por su programa.

Por si queda alguna duda, que quede claro que Yanke escribió un libro que se llamaba: "Ser de derechas: Manifiesto para desmontar una leyenda negra". Pero mira, también trabajó con Federico Cristina Pardo, y mira...

*Os cuento lo del apellido... Que ya os digo que hablamos de apellidos raros... El apellido original era judío checo: Jankélévitch. Con el tiempo el apellido pasó a ser Janke. Lo que pasa es que el bisabuelo de esta chica, para que supieran bien leerlo en España, dijo que lo escribieran con y: Yanke. Así no habría problemas de transcripción. 

3 comentarios:

  1. Yo también encasillé a Yanke, y mira que no soy de encasillar, pero es que estar con Federico a tope... es pa encasillar.

    Por cierto que la revista de prensa (se llama así. no análisis de los periódicos ni nada, perdón por ponerme pedante) de La linterna antes de Yanke la hacía el propio Federico.

    Cuando Federico se fue a la mañana ya no se lo llevó, porque justo empezó en Telemadrid. Se ve que Esperanza también le encasilló y creyó que fichaba a uno de los suyos, y luego le salió "hijoputa", como le gusta llamar a los enemigos en privado.

    De todos modos a Yanke le pasó como a Alsina con "y la europea?": Se hizo famoso con una entrevista y de repente se convirtió en adalid de la izquierda, que luego volvió al carril y a adorar a los gurús previsibles de siempre.

    Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  2. Voy a hablar desde la barra del bar, asi que esto va a ser como si estuvierais escuchando el Nadie Sabe Nada.

    Pero me da que ese apellido no es checo, si no ruso. En ruso estara escrito en cirilico (eso seguro, en ese caso) y en la trancripcion seria con J, pero estando en España... esa J sonaria como nosotros pronunciamos Jorge o Jesus (quiza hoy en dia no seria asi, pero hace años, seguro) y se "españolizó" su ortografia. Es algo habitual con los apellidos rusos. En balonmano habia un jugador que se le ha conocido con, por lo menos, de 3 formas diferentes (Andrei Xepkin, es la ultima y la oficial cuando se nacionalizó). Las otras eran Schepkine, Tchepkine y diria que en el Kiel le llamaban Schschschschtschechchspkine (con muchas S y muchas CH)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es checo, es checo. Que sigue siendo eslavo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...