martes, 26 de septiembre de 2017

ese micro abierto...

A veces —pocas— un micro se queda abierto o se abre sin querer y suenan cosas que obviamente no querrían que apareciesen en antena. Esto ocurrió el domingo 17 de septiembre en «La Rosa de los Vientos».

Empezó el programa con normalidad. Bueno... el programa empezó un minutillo tarde. Lo de que los deportes terminen tarde es casi una cosa de tradición: de la más pura tradición española de los deportes nocturnos, en todas las cadenas. Anda que no hemos hablado veces de cuando García se alargaba hasta las mil... Y cuando se comían el programa posterior tan tranquilamente. 

Últimamente, los programas nocturnos respetan más los tiempos. Quizá porque duran más y ya van de relleno, o quizá porque han entendido que no tiene sentido alargarse más de la hora. Quién sabe. Que a día de hoy Carreño, Juanma o De la Morena se alarguen un solo minuto... es casi ridículo. Nada que ver con los tiempos antiguos. 

Total, que Bruno Cardeñosa empezó un pelín tarde, pero bueno... Todo normal. Silvia Casasola comenzó trabándose un poco, pero no pasó de ser un gazapillo sin importancia. Lo curioso es lo que escucharéis (durante unos segundos) a partir del primer minuto que grabó un amigo del blog llamado Giovanni. Radiochip ruedo: 



Ahí estaba Bruno diciéndole a Fernando Rueda que la cosa iría más corta. El comentario fue «Si vieran el daño que hacen si se pasan un minuto...» y se añade: «¡Pues les daría igual!» Añado: Menos mal que no estamos en los tiempos antiguos de alargarse media hora. 

Curiosidades... que quizá los de deportes escucharon. Quizá no. 

lunes, 25 de septiembre de 2017

lo del bebé

Como habréis leído en todos los sitios ya, a Federico le han condenado a pagar 10.000 aurélidos por lo dicho en su programa el día después de aquel día en que Bescansa decidió llevar al niño al Congreso. 

Como todos sabéis, el estilo «federiquiano» ha evolucionado con los años. En los primeros años de la COPE, leían las noticias los redactores. Él, si acaso, metía baza cuando le convenía entre las lecturas de los redactores. Era una lectura de noticias interrumpida por comentarios. Con los años la cosa ha ido cambiando. Federico lo que hace es un monólogo largo pretendidamente jocoso —vale, a veces lo consigue— y de vez en cuando los redactores leen una noticia que le sirve para cambiar de tema. 

Siempre he pensado en lo estresante que tiene que ser para el radactor que sea estar con el papel delante mirando a Federico esperando a saber cuándo tiene que leer una noticia. Media hora en tensión sin saber cuándo terminará su monólogo eterno, que siempre adorna con citas en plan culto y sus celebradas imitaciones. ¡Me estoy yendo del tema! 

En su discurso del día después de lo del niño de Bescansa, Federico pronunció unas palabras que servirían perfectamente para ser recogidas en «La Vida Moderna». Son palabras que digamos que se pasan 17 pueblos si nos paramos a pensar un poquito en serio. Si ponéis el radiochip de hoy en el minuto 11, escucharéis cosas del tipo «Y ese bebé, que se lo quiten a esa madre, que es muy mala. Porque así no se cría a un niño». 

No fue la única cosa que se le ocurrió decir. En el minuto 17 habla de que si el niño iba a terminar «averiado del cerebro, como Pablo Iglesias». Acompañaron esas palabras de las declaraciones de Bescansa, y luego lo acompañó de que si con 44 años no sabía cómo críar al bebé... «De cabeza está peor que el bebé». Y lo otro gordo lo podréis escuchar a partir del min 3 de este radiochip baby-federiquiano:



Ahora que ya habréis escuchado lo que dijo, veréis que en realidad sí se pasa unos cuantos pueblos. Supongo que cuando una persona es jefe-empresario y locutor y director del programa al mismo tiempo, no tendrá mucha gente a su alrededor que le diga: «Oye, afloja, que te pasas que te mueres». Bueno... Al final, la ausencia de esta figura termina convirtiéndose, de momento, y como poco, en una multa de 10.000 eurales. 

domingo, 24 de septiembre de 2017

en septiembre de 2016...

Septiembre es el mes de las novedades radiofónicas, así que el año pasado hubo que hablar de la renovación de Los 40, de programas como los de Juan Luis Cano en M80 («Arriba España», que fue mucho lirili pero al final poco lerele), las novedades que traía la SER, la COPE, el comienzo del nuevo panorama deportivo nocturno (Carreño, Juanma y De la Morena), y también del inicio de la «guerra de radio en la tele».

Pero además de mirar al más rabioso presente, hubo tiempo de mirar atrás. Hablando precisamente de De la Morena, hablé de cómo le imitaban en el «Fora de Joc» (para que viéramos qué imagen tenían de él), del típico despliegue que hacía García para la vuelta... Y yendo más atrás (o no tanto), recordé la última entrevista que concedió Aznar a la SER. Allí estaban Iñaki, Ferreras... E incluso hubo tiempo para recordar lo de las torres gemelas de Nueva York

Y en los «coleccionables» del blog, dentro del capítulo de la historia de los Ondas, hubo que hablar de los de 1959 (en dos partes), y dentro de las primeras páginas de internet de las radios hubo que hablar de la página cutre que tenía Europa FM —la antigua—.

Yendo a las chorradas... ¿Os acordáis del gallo Filippo? Pues tuvo su espacio, obviamente, porque los gallos poligoneros también merecen un hueco. Jugué a unir «Gran Hermano» y «Hoy por Hoy» en 6 sencillos pasos, y también moló recordar el primer anuncio que hizo Gomaespuma en su historia. Rompió moldes, aunque nos parezca ahora casi habitual. Radiochip estrigiforme:



Y para terminar... Monográfico de Bertín Osborne. de sus entrevistas y comentarios sobre él en la radio, de cuando en «Lo que yo te diga» hablaron del tema de su chalet (cuando eran un despertador radiofónico)... Y al final, la gente quería comentar lo de Berlín (no Bertín), ya que el que dejara de estar en la SER causó cierto revuelo. 

sábado, 23 de septiembre de 2017

la «espantá» de Serrat

Como conté en una ocasión, Serrat tuvo un programa a finales de los años 80 en Radio 5. Se llamaba «La Radio con Botas». En ese programa hablaba de la historia reciente española, de recuerdos de radio y de música. De todo un poco. 

Mucho se habla de cuando Serrat «pasó» de Eurovisión porque se negó a no cantar en catalán. Pero a pesar de haberse contado esto mil veces, jamás había escuchado al propio Serrat hablar de este tema. Nunca, hasta que escuché contarlo con su propia voz. Y es el radiochip serratil que vais a escuchar aquí debajo: 



Él mismo lo llamaba «espantá». Que dio plantón al régimen a conciencia. Y habló precisamente de esos tiempos —muy oscuros— en los que si aparecía en algún medio era únicamente para que le «dieran palos». Afortunadamente, llegada la democracia, no sólo no cambiaron las tornas, sino que nunca más recibiría palos de nadie por manifestar su pensamiento. [...]

Bueno... Aunque en quizá... A ver... A riesgo de romper el mito... Quizá no sea todo tan como nos lo han contado siempre, o como nos lo contó él en este radiochip. Como contaba ayer @gamusino en Twitter, quizá todo tenga más que ver con temas de tipo... a ver... de la pela. Contaba que según leyó en «La Trastienda de TVE», desde el ente público se convocó un concurso entre discográficas, que eligió una canción (el «La, La, La» del Dúo Dinámico) con otro intérprete (Serrat, de esa discográfica); que se grabó la canción en español (y en catalán, cuyos derechos fueron vendidos a otra discográfica), y que... Bueno... Para conocer toda la historia, tendréis que pasar por «La Cabeza Llena». Pero bueno... que la historia no sería tan simple como nos la han contado siempre. Que sí, que él quería cantar en catalán, pero que la cosa tenía más que ver con el dinero y con que no se metieran con él por «traidor» (dado que había recibido incluso algunas amenazas), que por cuestiones ideológicas o de propios principios.

El final, ya lo sabéis... Que tienen que elegir a Marisol o Massiel, y al final es esta última la que desde México viene a España habiendo cogido un acentazo que ni Paulina Rubio después de visitar a sus padres. Y ganó. Además por méritos propios y sin ayuda ninguna, como ni ella misma insinuó jamás ni hizo coña en aquel vídeo de Netflix.  

Todo esto venía por lo dicho por Serrat sobre el 1-O. También se manifestó sobre el 9-N al día siguiente de la votación, en el «Hoy por Hoy» con Gemma Nierga. En aquel momento sus palabras no fueron tan polémicas, siendo básicamente las mismas. El momento era muy distinto, parece ser...  

Por cierto, que por eso de contar alguna curiosidad más... Creo que la última vez que llegó a ser nº 1 de Los 40, fue justo al final del 1985 con «El Sur también Existe». Pensar que una canción así llegó a lo más alto de la lista de Los 40 hace que nuestra cabeza gire 180º y pensemos que eso no podía ser posible. Nos pegamos los años girando nuestra cabeza 180º, ¿no? 

viernes, 22 de septiembre de 2017

insumisión

De crío vivía al lado de la cárcel. A unos 5 minutos andando. Y cuando íbamos a casa en coche, veía aquel edificio en el que de vez en cuando aparecían cosas escritas. Creo que fue viendo la cárcel desde el coche cuando aprendí la palabra "insumisión". 

Pregunté a mis padres qué quería decir esa palabra. Me contestaron: "La gente que no quiere ir a la mili, pues los meten en la cárcel". Vaya acojone. Menos mal que no me tocó hacer la mili, porque lo primero que pensé es que si había gente que prefería estar en la cárcel a hacer la mili... Eso tenía que ser una tortura fuerte. [De crío nunca conocí a nadie que me contara «historias de lo bien que se lo pasaron en la mili». Eso fue de más mayor.]

Muchos años más tarde me di cuenta de que eso de la insumisión no tenía tanto que ver con el "no querer ser torturados" o "pasarlo muy mal", sino que estaba relacionado más bien con los movimientos antimilitares, la objeción de conciencia, la oposición a estar obligados a ir o hacer la PSS... Bueno, que cada uno tenía sus razones, y había más variedad que la que venden las promos de la Cadena 100.

Y en 1992, hace 25 años, cuando Belloch estaba de ministro, fue cuando se decidió que los insumisos pasaran a régimen civil, pero las condenas serían de 28 meses "de nada". Qué cosas... Fue con el PP en el gobierno años después (por acuerdo con CiU, por cierto) cuando se terminó con la obligatoriedad de ir a la mili. Por tanto... ¿Fue un triunfo de los insumisos o de los pactos políticos? ¿Se hubiera conseguido esta medida sin los pactos? ¿Se hubiera conseguido sin insumisos? [Ahí dejo el debate...]

¿Y todo este rollo que os estoy metiendo? Pues para que os metáis un poco en canción con el radiochip de hoy. Es la llamada que hicieron desde la radio a uno de los presos insumisos de los años 90. Los insumisos navarros con los que hablaron se llamaban Alfredo Liras y Jaxinto G., de 24 años, desde la cárcel, que tuvo la oportunidad de hablar con sus familiares. Los insumisos sólo tenían una única llamada al mes, y la emplearon para atender a la radio y hablar del tema. Radiochip insumiso desde la cárcel de Pamplona: 



Este trozo de radio es alucinante, porque nos lleva a un tiempo muy pasado y que ahora nos parece casi impensable. Era interesantísimo estar pendiente de si les cortaban la llamada, de qué decía la familia, cómo lo vivían... 

Lo más curioso es que esta entrevista tuvo lugar en una radio musical. Más curioso: desde la emisión local de una radio musical. Dentro de la Cadena Top por la mañana había tiempo para no estar con música y tiempo para un tramo local. No me digáis que esto no es casi tan raro como escuchar a insumisos por la radio... 

Por cierto, la imagen se corresponde con los 3 últimos insumisos que entraron en la cárcel de Zaragoza por no querer hacer ni la mili, ni la prestación social sustitutoria (la "PSS"), ni nada. Año 1998. 

jueves, 21 de septiembre de 2017

insultar (y 2)

Pues hablando de insultos, vamos a una metralleta de ellos. 

Echemos la vista atrás. Vamos al verano, concretamente a agosto. ¿Os acordáis de eso del #BuenoPuesMoltBéPuesAdiós? Son las palabras con las que el Mayor Trapero despidió a un periodista neerlandés que abandonó la rueda de prensa que estaba dando. El hombre consideró que no tenía mucho sentido quedarse siendo que no entendía lo que se estaba diciendo. 

¿Qué ocurrió después? Pues que en Twitter fue el tema de discusión. Como todos sabemos, Twitter es ese lugar donde los insultos van que vuelan. Total, que un amigo, Dani, me pasó un momento de radio, concretamente de esRadio, del programa de Luis del Pino («Sin Complejos»), en el que el recuento de insultos en antena fue casi tan rápido como en Twitter. Hizo una lista de todos los insultos que recibió el periodista que... 

Al final, puesto así, todo junto, pasó de ser algo crítico con los que insultaban a ser una lista cómica, que te dan ganas de escucharlo todo tres o cuatro veces. Además, curiosamente, elevó a «insulto» palabras como «pepero», y unió a la lista de insultos la expresión «nieto del Duque de Alba». Eso es lo que me pareció el máximo de la creatividad. Escuchad este radiochip insultador, gracias a Dani, que fue el que lo captó: 



Estoy seguro de que a lo que hayas llegado al final de la lista de improperios te has olvidado ya de qué iba la historia, y ya has añadido a tu lista de insultos favoritos «bocasucia» o «cavernícola». Y hay que ver cómo va subiendo el tono de voz según llegaba al final alcanzando ahí el clímax de la lista con «capullo». 

miércoles, 20 de septiembre de 2017

insultar (1)

Hay una cosa que nos gusta mucho escuchar en la radio. Bueno... en la radio y en todos los sitios. Lo negamos, sí. Pero cuando escuchamos en la radio que alguien se mete abiertamente con otro, nos quedamos a ver qué pasa. Somos así de marujos todos. Esto la tele lo ha exprimido hasta el aburrimiento. De hecho, lo del insulto fácil en la tele ya no nos asombra. Casi diría que ni se busca. Y en la radio, tampoco. Con permiso del guardián de los insultos y palabros, don Pancracio Celdrán, el «insultólogo» de la radio. 

Es verdad que en la radio se insulta mucho menos. Esto está claro. Pero todos conocemos programas y comunicadores que usan el insulto día sí y día también. Lo que pasa es que en la radio triunfa más el insulto rebuscado, gracioso, hiriente a la vez que imaginativo... Por ejemplo, no hay entradilla de Federico en que no escuchemos motes, sobrenombres, apelativos despreciativos y demás. Yo fui un día «a ver Federico», que hacía su programa en Zaragoza, y los insultos y las imitaciones puntuaban doble. Era previsible. Es un hombre del espectáculo de temática política. 

En el pasado destacaría a García. Mil años después, todos sabemos su lista de insultos, y no todos eran malsonantes. También jugaba muchas veces con el eufemismo imaginativo:

- Correveidile.
- Maestro del comer y sobre todo del beber. 
- Abrazafarolas.
- Chupóptero. 
- Lametraserillos
- Bulto sospechoso
- Juntaletras -esto sobre todo se lo decía a Valdano-
- Chiquilicuatre
- Maleteros

Ehm... ¿Seríais capaces de añadir insultos en la lista? He puesto los primeros que se me han ocurrido, pero estoy seguro de que os sabéis muchos más. Hoy es el día de ampliar la lista. Precisamente la imagen de hoy es de una peli («El Gran Mogollón», de 1982) en la que García salía emitiendo unos cuantos insultos, que era lo que esperaba el público. 

No era yo muy de García en tiempos, así que me ha costado encontrar un radiochip en donde García dijera uno de sus típicos insultos. He encontrado uno en que dice «abrazafarolas». ¡No era tan sencillo! Radiochip guazas: 



Y ojo... Que al final de la temporada pasada, en el «A Vivir...», en plan especial, para dar los créditos del final, pusieron una grabación de cuando fue García al programa... Fue genial. Lo tenían guardado para ese gran final. Escuchad este otro radiochip guazas, en el que insulta de manera personalizada a cada uno de los integrantes del programa.



Insultadores profesionales hay muchos. En la radio... menos, pero también hay y ha habido. Insultadores que hagan gracia al personal... pocos. Si no son currados, no molan. No es que insultar sea de las cosas que debería cultivar la radio, la verdad... Pero si se hace, que sea de manera radiofónica. 

martes, 19 de septiembre de 2017

hablando de Gran Hermano

Vamos a hablar de Gran Hermano... y por supuesto, de radio, que es lo teóricamente importante.

Todo girará alrededor del radiochip de hoy, que no sé si es radio lamentable, radio apasionante... no sé. Me deja sin palabras. Aviso: Es radiofónicamente un galimatías. Sonido penoso, una música de fondo que ciertamente anima la emisión, pero que está demasiado alta, voces que se cortan, gritos de vez en cuando que parece que están discutiendo, despistes, temas internos... Buf... Un desastre formalmente hablando. Un puto desastre, en serio. 

Sin embargo traigo este radiochip de hoy porque mola (para un rato). La pasión de la gente a la hora de hablar en este debate, la gracia que hacen y el desparpajo que tienen hace que tenga que pedirte que escuches el radiochip de hoy. 

El radiochip de hoy es de «La Onda se va de Fiesta» de Onda Cero Lora, de Lora del Río, en Sevilla. Una emisión local en la que se pusieron a hablar de «Gran Hermano» (edición de 2014, que era la 15) pero... no hace falta que te acuerdes de esa edición. Hablaron muy en general. Aquí va el radiochip jermano, que tenéis que poner en el minuto 15 o así: 



En serio... ¿No es la emisión de radio más tróspida y auténtica que habéis escuchado en los últimos meses? 

lunes, 18 de septiembre de 2017

lo que decía Pujol

Ahora que estamos todo el día con lo del tema de Cataluña, me ha dado por rescatar unos trocitos de una entrevista que le hizo la Campos en la COPE al entonces muy honorable Jordi Pujol. Creo que es del año 1999 la cosa. He pillado una imagen que, como veis, tiene banderas sin estrella. Muy de por aquel entonces. 

Pujol decía en aquella entrevista que oía poco la radio, que tenía poco tiempo... Es divertido comprobar que en algunos momentos se mostraba incluso zalamero con la señora madre de Terelu Campos y Carmen Borrego. Y también se veía muy a las claras que tenía un enemigo político muy claro: ¿el PP? ¿Aznar? ¡No! ¡Si además estaban ahí con ellos a partir un piñón! Su enemigo político era Maragall. 

Todo el rato repetía que todas las críticas que le hacían desde el PSC era porque simplemente era su oficio (intentar quitarle el poder) y a decir verdad se le notaba no demasiado incómodo cuando salía el tema de su próxima «lucha electoral» con Maragall. Respondía con bastante aplomo y sin ponerse nervioso. Se le notaba seguro y poco «acechado» por su contrincante.

De toda la entrevista he seleccionado unos pocos momentos, que son los radiochips de hoy, porque son los que vienen más a cuento. 

El primero de los momentos es cuando la Campos le pregunta sobre eso que siempre se ha dicho de que con eso de pactar con el gobierno central, Cataluña sacaba réditos que no conseguía el resto de las comunidades. Le contó un chiste que a Pujol no terminó de verle la gracia... Primer radiochip pujolístico: 



O sea... que a pesar de «conseguir cosas», no sentía que tuvieran un trato fiscal justo. Y Mª Teresa entró al grano, hablando de todos los objetivos que tenían. Y lo más importante: Repetía una y otra vez que todas sus peticiones no tenían por qué ser echadas en cara porque decía y repetía que estaba todo dentro de la Constitución. Qué cosas. 

Vamos al segundo radiochip. Le preguntó la que fue reina de las mañanas al que fue Presidente de Cataluña que si suscribiría lo dicho en 1983 sobre que «no hay voluntad secesionista en Cataluña». Y también las diferencias que había con el nacionalismo vasco. Aquí va otro radiochip pujolístico: 



Y llegamos al momento de Kosovo. Porque la que fue defensora del espectador en «Sálvame» le preguntaba por aquel problema y le cuestionaba si a eso era a lo que llevaba el nacionalismo. Y contestó lo siguiente: 


Pues obviamente salió airoso de la cosa. Luego se pusieron a hablar de la guerra de Kosovo. Y justificaba que se hacía la guerra para defender unos valores y respetar que las personas no fueran agredidas. «Ahí no hay petróleo», decía. [Es de suponer que habría que ir con algún ejército...]

Y al final, la señora Campos Luque quiso terminar en plan buenrollista y le preguntó a Pujol en qué momento se sentía español. Yo creo que el momento más español que tiene es cuando utiliza la expresión «p'acá». 


Y no, ser presidente del gobierno español... Eso no se lo planteó nunca. Eso sí, formar parte del gobierno... Eso ya no dijo que no, ¿eh? ¡Qué cosas! Y dijo que los partidos nacionalistas catalanes ya habían formado parte del gobierno español en el pasado. ¡Qué cosas, de nuevo! 

Echar la vista atrás... Es tan curioso a veces... 

domingo, 17 de septiembre de 2017

a través de los Ondas (25): 1976

Los Ondas de radio de 1976 son los que veis en la imagen. 

Os confieso que una de las gracias de escribir este tipo de entradas es el trabajo que me lleva encontrar algunas perlas en plan «qué fue de » o «quién fue tal», o descubrir qué hicieron algunas personas de las que me suena el nombre y después parece como si se las hubiera tragado la tierra. 

En esta ocasión tendré que pedir ayuda a los bilbaínos, ya que Francisco Blanco Marcos... A ver... Sólo he encontrado un recorte en el que me hace suponer que se dedicaba al periodismo deportivo en Radio Juventud de Bilbao. ¿Alguien tiene más datos? 

Por otra parte, uno de los premios Ondas fue para «EL Bimilenario de Zaragoza», de Radio Zaragoza. Por motivos obvios, a ver si alguien de Radio Zaragoza tiene por ahí alguna grabación de aquello y podemos cotillear cómo fue eso como para que le dieran el Ondas. 

Otro premio Ondas fue para las novelas de media tarde que emitían desde Radio Peninsular de Barcelona, que creo que por aquel tiempo dirigía Ricardo Palmerola, que entre otras muchísimas cosas, fue el que puso la voz a Yoda en «La Guerra de las Galaxias». El premio para José Mª Gómez Labad... a ver... mirad que busco y busco, pero además de ver su nombre relacionado todo el rato con la radio y la zarzuela... ¿Haría programas sobre zarzuela? 

Después, un Ondas para José Joaquín Iriarte, que tuvo su radiochip, Joaquín Prat, que igual se merece una entrada propia en el futuro, pero que me lo puedo saltar porque no hace falta que diga quién fue, Y si Iriarte se llevó Ondas... También el programa de información de antes de dormir de Radio Nacional, «Última Edición». 

Y como habrás visto, he dejado para el final a Luis Arribas Castro, «Don Pollo». 

¿Sabéis qué? Que como aún no ha pasado por el blog, y como es un personaje tan histórico de la radio barcelonesa, mejor dejo este tema para otro día y me busco otro radiochip... 

Como no tengo grabación de lo del bimilenario de Zaragoza, lo voy a cambiar por una sección que había en el «Hoy por Hoy» llamado «historias de la Zaragoza escondida». Porque desde Roma y la fundación de la ciudad hasta aún hoy... hay puertas de entrada en Zaragoza. Una existe... El resto... de diversas maneras. Radiochip portuario: 



Qué a mí estas historias me encantan... Claro, porque son de Zaragoza.