martes, 26 de septiembre de 2017

ese micro abierto...

A veces —pocas— un micro se queda abierto o se abre sin querer y suenan cosas que obviamente no querrían que apareciesen en antena. Esto ocurrió el domingo 17 de septiembre en «La Rosa de los Vientos».

Empezó el programa con normalidad. Bueno... el programa empezó un minutillo tarde. Lo de que los deportes terminen tarde es casi una cosa de tradición: de la más pura tradición española de los deportes nocturnos, en todas las cadenas. Anda que no hemos hablado veces de cuando García se alargaba hasta las mil... Y cuando se comían el programa posterior tan tranquilamente. 

Últimamente, los programas nocturnos respetan más los tiempos. Quizá porque duran más y ya van de relleno, o quizá porque han entendido que no tiene sentido alargarse más de la hora. Quién sabe. Que a día de hoy Carreño, Juanma o De la Morena se alarguen un solo minuto... es casi ridículo. Nada que ver con los tiempos antiguos. 

Total, que Bruno Cardeñosa empezó un pelín tarde, pero bueno... Todo normal. Silvia Casasola comenzó trabándose un poco, pero no pasó de ser un gazapillo sin importancia. Lo curioso es lo que escucharéis (durante unos segundos) a partir del primer minuto que grabó un amigo del blog llamado Giovanni. Radiochip ruedo: 



Ahí estaba Bruno diciéndole a Fernando Rueda que la cosa iría más corta. El comentario fue «Si vieran el daño que hacen si se pasan un minuto...» y se añade: «¡Pues les daría igual!» Añado: Menos mal que no estamos en los tiempos antiguos de alargarse media hora. 

Curiosidades... que quizá los de deportes escucharon. Quizá no. 

lunes, 25 de septiembre de 2017

lo del bebé

Como habréis leído en todos los sitios ya, a Federico le han condenado a pagar 10.000 aurélidos por lo dicho en su programa el día después de aquel día en que Bescansa decidió llevar al niño al Congreso. 

Como todos sabéis, el estilo «federiquiano» ha evolucionado con los años. En los primeros años de la COPE, leían las noticias los redactores. Él, si acaso, metía baza cuando le convenía entre las lecturas de los redactores. Era una lectura de noticias interrumpida por comentarios. Con los años la cosa ha ido cambiando. Federico lo que hace es un monólogo largo pretendidamente jocoso —vale, a veces lo consigue— y de vez en cuando los redactores leen una noticia que le sirve para cambiar de tema. 

Siempre he pensado en lo estresante que tiene que ser para el radactor que sea estar con el papel delante mirando a Federico esperando a saber cuándo tiene que leer una noticia. Media hora en tensión sin saber cuándo terminará su monólogo eterno, que siempre adorna con citas en plan culto y sus celebradas imitaciones. ¡Me estoy yendo del tema! 

En su discurso del día después de lo del niño de Bescansa, Federico pronunció unas palabras que servirían perfectamente para ser recogidas en «La Vida Moderna». Son palabras que digamos que se pasan 17 pueblos si nos paramos a pensar un poquito en serio. Si ponéis el radiochip de hoy en el minuto 11, escucharéis cosas del tipo «Y ese bebé, que se lo quiten a esa madre, que es muy mala. Porque así no se cría a un niño». 

No fue la única cosa que se le ocurrió decir. En el minuto 17 habla de que si el niño iba a terminar «averiado del cerebro, como Pablo Iglesias». Acompañaron esas palabras de las declaraciones de Bescansa, y luego lo acompañó de que si con 44 años no sabía cómo críar al bebé... «De cabeza está peor que el bebé». Y lo otro gordo lo podréis escuchar a partir del min 3 de este radiochip baby-federiquiano:



Ahora que ya habréis escuchado lo que dijo, veréis que en realidad sí se pasa unos cuantos pueblos. Supongo que cuando una persona es jefe-empresario y locutor y director del programa al mismo tiempo, no tendrá mucha gente a su alrededor que le diga: «Oye, afloja, que te pasas que te mueres». Bueno... Al final, la ausencia de esta figura termina convirtiéndose, de momento, y como poco, en una multa de 10.000 eurales. 

domingo, 24 de septiembre de 2017

en septiembre de 2016...

Septiembre es el mes de las novedades radiofónicas, así que el año pasado hubo que hablar de la renovación de Los 40, de programas como los de Juan Luis Cano en M80 («Arriba España», que fue mucho lirili pero al final poco lerele), las novedades que traía la SER, la COPE, el comienzo del nuevo panorama deportivo nocturno (Carreño, Juanma y De la Morena), y también del inicio de la «guerra de radio en la tele».

Pero además de mirar al más rabioso presente, hubo tiempo de mirar atrás. Hablando precisamente de De la Morena, hablé de cómo le imitaban en el «Fora de Joc» (para que viéramos qué imagen tenían de él), del típico despliegue que hacía García para la vuelta... Y yendo más atrás (o no tanto), recordé la última entrevista que concedió Aznar a la SER. Allí estaban Iñaki, Ferreras... E incluso hubo tiempo para recordar lo de las torres gemelas de Nueva York

Y en los «coleccionables» del blog, dentro del capítulo de la historia de los Ondas, hubo que hablar de los de 1959 (en dos partes), y dentro de las primeras páginas de internet de las radios hubo que hablar de la página cutre que tenía Europa FM —la antigua—.

Yendo a las chorradas... ¿Os acordáis del gallo Filippo? Pues tuvo su espacio, obviamente, porque los gallos poligoneros también merecen un hueco. Jugué a unir «Gran Hermano» y «Hoy por Hoy» en 6 sencillos pasos, y también moló recordar el primer anuncio que hizo Gomaespuma en su historia. Rompió moldes, aunque nos parezca ahora casi habitual. Radiochip estrigiforme:



Y para terminar... Monográfico de Bertín Osborne. de sus entrevistas y comentarios sobre él en la radio, de cuando en «Lo que yo te diga» hablaron del tema de su chalet (cuando eran un despertador radiofónico)... Y al final, la gente quería comentar lo de Berlín (no Bertín), ya que el que dejara de estar en la SER causó cierto revuelo. 

sábado, 23 de septiembre de 2017

la «espantá» de Serrat

Como conté en una ocasión, Serrat tuvo un programa a finales de los años 80 en Radio 5. Se llamaba «La Radio con Botas». En ese programa hablaba de la historia reciente española, de recuerdos de radio y de música. De todo un poco. 

Mucho se habla de cuando Serrat «pasó» de Eurovisión porque se negó a no cantar en catalán. Pero a pesar de haberse contado esto mil veces, jamás había escuchado al propio Serrat hablar de este tema. Nunca, hasta que escuché contarlo con su propia voz. Y es el radiochip serratil que vais a escuchar aquí debajo: 



Él mismo lo llamaba «espantá». Que dio plantón al régimen a conciencia. Y habló precisamente de esos tiempos —muy oscuros— en los que si aparecía en algún medio era únicamente para que le «dieran palos». Afortunadamente, llegada la democracia, no sólo no cambiaron las tornas, sino que nunca más recibiría palos de nadie por manifestar su pensamiento. [...]

Bueno... Aunque en quizá... A ver... A riesgo de romper el mito... Quizá no sea todo tan como nos lo han contado siempre, o como nos lo contó él en este radiochip. Como contaba ayer @gamusino en Twitter, quizá todo tenga más que ver con temas de tipo... a ver... de la pela. Contaba que según leyó en «La Trastienda de TVE», desde el ente público se convocó un concurso entre discográficas, que eligió una canción (el «La, La, La» del Dúo Dinámico) con otro intérprete (Serrat, de esa discográfica); que se grabó la canción en español (y en catalán, cuyos derechos fueron vendidos a otra discográfica), y que... Bueno... Para conocer toda la historia, tendréis que pasar por «La Cabeza Llena». Pero bueno... que la historia no sería tan simple como nos la han contado siempre. Que sí, que él quería cantar en catalán, pero que la cosa tenía más que ver con el dinero y con que no se metieran con él por «traidor» (dado que había recibido incluso algunas amenazas), que por cuestiones ideológicas o de propios principios.

El final, ya lo sabéis... Que tienen que elegir a Marisol o Massiel, y al final es esta última la que desde México viene a España habiendo cogido un acentazo que ni Paulina Rubio después de visitar a sus padres. Y ganó. Además por méritos propios y sin ayuda ninguna, como ni ella misma insinuó jamás ni hizo coña en aquel vídeo de Netflix.  

Todo esto venía por lo dicho por Serrat sobre el 1-O. También se manifestó sobre el 9-N al día siguiente de la votación, en el «Hoy por Hoy» con Gemma Nierga. En aquel momento sus palabras no fueron tan polémicas, siendo básicamente las mismas. El momento era muy distinto, parece ser...  

Por cierto, que por eso de contar alguna curiosidad más... Creo que la última vez que llegó a ser nº 1 de Los 40, fue justo al final del 1985 con «El Sur también Existe». Pensar que una canción así llegó a lo más alto de la lista de Los 40 hace que nuestra cabeza gire 180º y pensemos que eso no podía ser posible. Nos pegamos los años girando nuestra cabeza 180º, ¿no? 

viernes, 22 de septiembre de 2017

insumisión

De crío vivía al lado de la cárcel. A unos 5 minutos andando. Y cuando íbamos a casa en coche, veía aquel edificio en el que de vez en cuando aparecían cosas escritas. Creo que fue viendo la cárcel desde el coche cuando aprendí la palabra "insumisión". 

Pregunté a mis padres qué quería decir esa palabra. Me contestaron: "La gente que no quiere ir a la mili, pues los meten en la cárcel". Vaya acojone. Menos mal que no me tocó hacer la mili, porque lo primero que pensé es que si había gente que prefería estar en la cárcel a hacer la mili... Eso tenía que ser una tortura fuerte. [De crío nunca conocí a nadie que me contara «historias de lo bien que se lo pasaron en la mili». Eso fue de más mayor.]

Muchos años más tarde me di cuenta de que eso de la insumisión no tenía tanto que ver con el "no querer ser torturados" o "pasarlo muy mal", sino que estaba relacionado más bien con los movimientos antimilitares, la objeción de conciencia, la oposición a estar obligados a ir o hacer la PSS... Bueno, que cada uno tenía sus razones, y había más variedad que la que venden las promos de la Cadena 100.

Y en 1992, hace 25 años, cuando Belloch estaba de ministro, fue cuando se decidió que los insumisos pasaran a régimen civil, pero las condenas serían de 28 meses "de nada". Qué cosas... Fue con el PP en el gobierno años después (por acuerdo con CiU, por cierto) cuando se terminó con la obligatoriedad de ir a la mili. Por tanto... ¿Fue un triunfo de los insumisos o de los pactos políticos? ¿Se hubiera conseguido esta medida sin los pactos? ¿Se hubiera conseguido sin insumisos? [Ahí dejo el debate...]

¿Y todo este rollo que os estoy metiendo? Pues para que os metáis un poco en canción con el radiochip de hoy. Es la llamada que hicieron desde la radio a uno de los presos insumisos de los años 90. Los insumisos navarros con los que hablaron se llamaban Alfredo Liras y Jaxinto G., de 24 años, desde la cárcel, que tuvo la oportunidad de hablar con sus familiares. Los insumisos sólo tenían una única llamada al mes, y la emplearon para atender a la radio y hablar del tema. Radiochip insumiso desde la cárcel de Pamplona: 



Este trozo de radio es alucinante, porque nos lleva a un tiempo muy pasado y que ahora nos parece casi impensable. Era interesantísimo estar pendiente de si les cortaban la llamada, de qué decía la familia, cómo lo vivían... 

Lo más curioso es que esta entrevista tuvo lugar en una radio musical. Más curioso: desde la emisión local de una radio musical. Dentro de la Cadena Top por la mañana había tiempo para no estar con música y tiempo para un tramo local. No me digáis que esto no es casi tan raro como escuchar a insumisos por la radio... 

Por cierto, la imagen se corresponde con los 3 últimos insumisos que entraron en la cárcel de Zaragoza por no querer hacer ni la mili, ni la prestación social sustitutoria (la "PSS"), ni nada. Año 1998. 

jueves, 21 de septiembre de 2017

insultar (y 2)

Pues hablando de insultos, vamos a una metralleta de ellos. 

Echemos la vista atrás. Vamos al verano, concretamente a agosto. ¿Os acordáis de eso del #BuenoPuesMoltBéPuesAdiós? Son las palabras con las que el Mayor Trapero despidió a un periodista neerlandés que abandonó la rueda de prensa que estaba dando. El hombre consideró que no tenía mucho sentido quedarse siendo que no entendía lo que se estaba diciendo. 

¿Qué ocurrió después? Pues que en Twitter fue el tema de discusión. Como todos sabemos, Twitter es ese lugar donde los insultos van que vuelan. Total, que un amigo, Dani, me pasó un momento de radio, concretamente de esRadio, del programa de Luis del Pino («Sin Complejos»), en el que el recuento de insultos en antena fue casi tan rápido como en Twitter. Hizo una lista de todos los insultos que recibió el periodista que... 

Al final, puesto así, todo junto, pasó de ser algo crítico con los que insultaban a ser una lista cómica, que te dan ganas de escucharlo todo tres o cuatro veces. Además, curiosamente, elevó a «insulto» palabras como «pepero», y unió a la lista de insultos la expresión «nieto del Duque de Alba». Eso es lo que me pareció el máximo de la creatividad. Escuchad este radiochip insultador, gracias a Dani, que fue el que lo captó: 



Estoy seguro de que a lo que hayas llegado al final de la lista de improperios te has olvidado ya de qué iba la historia, y ya has añadido a tu lista de insultos favoritos «bocasucia» o «cavernícola». Y hay que ver cómo va subiendo el tono de voz según llegaba al final alcanzando ahí el clímax de la lista con «capullo». 

miércoles, 20 de septiembre de 2017

insultar (1)

Hay una cosa que nos gusta mucho escuchar en la radio. Bueno... en la radio y en todos los sitios. Lo negamos, sí. Pero cuando escuchamos en la radio que alguien se mete abiertamente con otro, nos quedamos a ver qué pasa. Somos así de marujos todos. Esto la tele lo ha exprimido hasta el aburrimiento. De hecho, lo del insulto fácil en la tele ya no nos asombra. Casi diría que ni se busca. Y en la radio, tampoco. Con permiso del guardián de los insultos y palabros, don Pancracio Celdrán, el «insultólogo» de la radio. 

Es verdad que en la radio se insulta mucho menos. Esto está claro. Pero todos conocemos programas y comunicadores que usan el insulto día sí y día también. Lo que pasa es que en la radio triunfa más el insulto rebuscado, gracioso, hiriente a la vez que imaginativo... Por ejemplo, no hay entradilla de Federico en que no escuchemos motes, sobrenombres, apelativos despreciativos y demás. Yo fui un día «a ver Federico», que hacía su programa en Zaragoza, y los insultos y las imitaciones puntuaban doble. Era previsible. Es un hombre del espectáculo de temática política. 

En el pasado destacaría a García. Mil años después, todos sabemos su lista de insultos, y no todos eran malsonantes. También jugaba muchas veces con el eufemismo imaginativo:

- Correveidile.
- Maestro del comer y sobre todo del beber. 
- Abrazafarolas.
- Chupóptero. 
- Lametraserillos
- Bulto sospechoso
- Juntaletras -esto sobre todo se lo decía a Valdano-
- Chiquilicuatre
- Maleteros

Ehm... ¿Seríais capaces de añadir insultos en la lista? He puesto los primeros que se me han ocurrido, pero estoy seguro de que os sabéis muchos más. Hoy es el día de ampliar la lista. Precisamente la imagen de hoy es de una peli («El Gran Mogollón», de 1982) en la que García salía emitiendo unos cuantos insultos, que era lo que esperaba el público. 

No era yo muy de García en tiempos, así que me ha costado encontrar un radiochip en donde García dijera uno de sus típicos insultos. He encontrado uno en que dice «abrazafarolas». ¡No era tan sencillo! Radiochip guazas: 



Y ojo... Que al final de la temporada pasada, en el «A Vivir...», en plan especial, para dar los créditos del final, pusieron una grabación de cuando fue García al programa... Fue genial. Lo tenían guardado para ese gran final. Escuchad este otro radiochip guazas, en el que insulta de manera personalizada a cada uno de los integrantes del programa.



Insultadores profesionales hay muchos. En la radio... menos, pero también hay y ha habido. Insultadores que hagan gracia al personal... pocos. Si no son currados, no molan. No es que insultar sea de las cosas que debería cultivar la radio, la verdad... Pero si se hace, que sea de manera radiofónica. 

martes, 19 de septiembre de 2017

hablando de Gran Hermano

Vamos a hablar de Gran Hermano... y por supuesto, de radio, que es lo teóricamente importante.

Todo girará alrededor del radiochip de hoy, que no sé si es radio lamentable, radio apasionante... no sé. Me deja sin palabras. Aviso: Es radiofónicamente un galimatías. Sonido penoso, una música de fondo que ciertamente anima la emisión, pero que está demasiado alta, voces que se cortan, gritos de vez en cuando que parece que están discutiendo, despistes, temas internos... Buf... Un desastre formalmente hablando. Un puto desastre, en serio. 

Sin embargo traigo este radiochip de hoy porque mola (para un rato). La pasión de la gente a la hora de hablar en este debate, la gracia que hacen y el desparpajo que tienen hace que tenga que pedirte que escuches el radiochip de hoy. 

El radiochip de hoy es de «La Onda se va de Fiesta» de Onda Cero Lora, de Lora del Río, en Sevilla. Una emisión local en la que se pusieron a hablar de «Gran Hermano» (edición de 2014, que era la 15) pero... no hace falta que te acuerdes de esa edición. Hablaron muy en general. Aquí va el radiochip jermano, que tenéis que poner en el minuto 15 o así: 



En serio... ¿No es la emisión de radio más tróspida y auténtica que habéis escuchado en los últimos meses? 

lunes, 18 de septiembre de 2017

lo que decía Pujol

Ahora que estamos todo el día con lo del tema de Cataluña, me ha dado por rescatar unos trocitos de una entrevista que le hizo la Campos en la COPE al entonces muy honorable Jordi Pujol. Creo que es del año 1999 la cosa. He pillado una imagen que, como veis, tiene banderas sin estrella. Muy de por aquel entonces. 

Pujol decía en aquella entrevista que oía poco la radio, que tenía poco tiempo... Es divertido comprobar que en algunos momentos se mostraba incluso zalamero con la señora madre de Terelu Campos y Carmen Borrego. Y también se veía muy a las claras que tenía un enemigo político muy claro: ¿el PP? ¿Aznar? ¡No! ¡Si además estaban ahí con ellos a partir un piñón! Su enemigo político era Maragall. 

Todo el rato repetía que todas las críticas que le hacían desde el PSC era porque simplemente era su oficio (intentar quitarle el poder) y a decir verdad se le notaba no demasiado incómodo cuando salía el tema de su próxima «lucha electoral» con Maragall. Respondía con bastante aplomo y sin ponerse nervioso. Se le notaba seguro y poco «acechado» por su contrincante.

De toda la entrevista he seleccionado unos pocos momentos, que son los radiochips de hoy, porque son los que vienen más a cuento. 

El primero de los momentos es cuando la Campos le pregunta sobre eso que siempre se ha dicho de que con eso de pactar con el gobierno central, Cataluña sacaba réditos que no conseguía el resto de las comunidades. Le contó un chiste que a Pujol no terminó de verle la gracia... Primer radiochip pujolístico: 



O sea... que a pesar de «conseguir cosas», no sentía que tuvieran un trato fiscal justo. Y Mª Teresa entró al grano, hablando de todos los objetivos que tenían. Y lo más importante: Repetía una y otra vez que todas sus peticiones no tenían por qué ser echadas en cara porque decía y repetía que estaba todo dentro de la Constitución. Qué cosas. 

Vamos al segundo radiochip. Le preguntó la que fue reina de las mañanas al que fue Presidente de Cataluña que si suscribiría lo dicho en 1983 sobre que «no hay voluntad secesionista en Cataluña». Y también las diferencias que había con el nacionalismo vasco. Aquí va otro radiochip pujolístico: 



Y llegamos al momento de Kosovo. Porque la que fue defensora del espectador en «Sálvame» le preguntaba por aquel problema y le cuestionaba si a eso era a lo que llevaba el nacionalismo. Y contestó lo siguiente: 


Pues obviamente salió airoso de la cosa. Luego se pusieron a hablar de la guerra de Kosovo. Y justificaba que se hacía la guerra para defender unos valores y respetar que las personas no fueran agredidas. «Ahí no hay petróleo», decía. [Es de suponer que habría que ir con algún ejército...]

Y al final, la señora Campos Luque quiso terminar en plan buenrollista y le preguntó a Pujol en qué momento se sentía español. Yo creo que el momento más español que tiene es cuando utiliza la expresión «p'acá». 


Y no, ser presidente del gobierno español... Eso no se lo planteó nunca. Eso sí, formar parte del gobierno... Eso ya no dijo que no, ¿eh? ¡Qué cosas! Y dijo que los partidos nacionalistas catalanes ya habían formado parte del gobierno español en el pasado. ¡Qué cosas, de nuevo! 

Echar la vista atrás... Es tan curioso a veces... 

domingo, 17 de septiembre de 2017

a través de los Ondas (25): 1976

Los Ondas de radio de 1976 son los que veis en la imagen. 

Os confieso que una de las gracias de escribir este tipo de entradas es el trabajo que me lleva encontrar algunas perlas en plan «qué fue de » o «quién fue tal», o descubrir qué hicieron algunas personas de las que me suena el nombre y después parece como si se las hubiera tragado la tierra. 

En esta ocasión tendré que pedir ayuda a los bilbaínos, ya que Francisco Blanco Marcos... A ver... Sólo he encontrado un recorte en el que me hace suponer que se dedicaba al periodismo deportivo en Radio Juventud de Bilbao. ¿Alguien tiene más datos? 

Por otra parte, uno de los premios Ondas fue para «EL Bimilenario de Zaragoza», de Radio Zaragoza. Por motivos obvios, a ver si alguien de Radio Zaragoza tiene por ahí alguna grabación de aquello y podemos cotillear cómo fue eso como para que le dieran el Ondas. 

Otro premio Ondas fue para las novelas de media tarde que emitían desde Radio Peninsular de Barcelona, que creo que por aquel tiempo dirigía Ricardo Palmerola, que entre otras muchísimas cosas, fue el que puso la voz a Yoda en «La Guerra de las Galaxias». El premio para José Mª Gómez Labad... a ver... mirad que busco y busco, pero además de ver su nombre relacionado todo el rato con la radio y la zarzuela... ¿Haría programas sobre zarzuela? 

Después, un Ondas para José Joaquín Iriarte, que tuvo su radiochip, Joaquín Prat, que igual se merece una entrada propia en el futuro, pero que me lo puedo saltar porque no hace falta que diga quién fue, Y si Iriarte se llevó Ondas... También el programa de información de antes de dormir de Radio Nacional, «Última Edición». 

Y como habrás visto, he dejado para el final a Luis Arribas Castro, «Don Pollo». 

¿Sabéis qué? Que como aún no ha pasado por el blog, y como es un personaje tan histórico de la radio barcelonesa, mejor dejo este tema para otro día y me busco otro radiochip... 

Como no tengo grabación de lo del bimilenario de Zaragoza, lo voy a cambiar por una sección que había en el «Hoy por Hoy» llamado «historias de la Zaragoza escondida». Porque desde Roma y la fundación de la ciudad hasta aún hoy... hay puertas de entrada en Zaragoza. Una existe... El resto... de diversas maneras. Radiochip portuario: 



Qué a mí estas historias me encantan... Claro, porque son de Zaragoza. 

sábado, 16 de septiembre de 2017

la apariencia, las críticas, y la visibilidad

El nombre de la entrada de hoy es así... enigmático. Pero lo entenderéis todo al final.

Ayer Pepa Bueno entrevistó a Oriol Junqueras. Lo puedes escuchar en el radiochip junquero de hoy:



- Pepa estaba en modo "directo, al grano" desde el inicio. [No es raro en ella, que suele comenzar sin rodeos.]
- Junqueras está acostumbrado a "jugar en casa".
- Pepa no recibía respuesta clara a sus preguntas, que eran muy concretas. Junqueras estaba en modo "manzanas traigo".
- Pepa se desesperaba. Insistía. Si el otro día hablaba en le blog de que Alsina evidenciaba mínimamente el hecho y pasaba a otra cosa, Pepa hacía hincapié todo el rato, en plan martillo pilón. 
- Junqueras, a falta de respuestas (no queriendo darlas), jugaba a desesperar a Pepa aún más.
- Junqueras lo conseguía. "Vamos a tratarnos como adultos, por favor", le decía ella. De paso, Junqueras metía unos mítines... largos, largos. Llega a estar hablando 4 minutos y medio casi sin interrupción incluso. Junqueras llegaba a hacer que se perdiera el hilo de la pregunta. 
- Pepa no logra sacarle nada a Junqueras, y en vez de quedar en evidencia que Junqueras no tenía respuestas (o mejor dicho: no quería darlas), los oyentes nos quedamos con la tensión de la entrevista y con el tono inquisitorial.
- Junqueras, por muchas incosistencias que tuviera en su discurso (o en la falta del discurso), parecía que tuviera todo bajo control. De hecho, se refería a la propia entrevista y a la entrevistadora con retintín al final. 

La propia Pepa reconocía que le había sacado de quicio. ¿El fondo? Junqueras jugó a no contestar absolutamente nada. ¿La forma? Pues por lo visto lo importante es la apariencia. Porque busqué "Pepa Bueno" en Twitter, y buf... Es que raro era encontrar nada medianamente positivo. 

Me sorprende además la impresión que tiene la gente de Pepa. Me explico: 

No sé exactamente por qué, todos sabemos que Herrera es pepero, que tal otro periodista también es muy de derechas, que si por ejemplo Escolar es tirando a podemita, y no digamos Fernando Berlín. Sin embargo, me sorprendió de una forma increíble que para los tuiteros, Pepa era "la voz de su amo". Como si ella no fuera capaz de opinar o hacer una entrevista con tal tono o preguntando tal o cuál cosa motu proprio. Tras leer muchas del las críticas, me quedé con la impresión de que consideran que Pepa es una especie de títere sin personalidad propia, a las órdenes de gente que le dice lo que tiene que hacer u opinar. Lo podéis ver en la imagen de la izquierda (que he copiado y peqado de capturas del móvil... en un par de minutos).

Bueno, y... ¿Qué hacer cuando una entrevista es criticada o no gusta? Normalmente, cuando se hace una entrevista en la SER, suele dársele cierto bombo. Sin embargo, esta vez ni siquiera han separado la entrevista aparte en ivoox, ni nada. Había gente que me decía que seguro que habían "ocultado" (entendedme: no darle excesivo bombo) a la entrevista por las malas críticas. Otra gente me decía que era normal, porque para qué iban a poner a bombo y platillo una entrevista en la que el entrevistado no decía básicamente nada de nada. ¿Por cuál de las dos opciones apostáis? Esto podría ser un tema de debate.

Apariencia: Que la impresión final de una entrevista entre la audiencia sea juzgada más en la forma que en el fondo. Se evidenció una falta de respuestas, un vacío argumental... Pero un tono inquisitorial en las preguntas, y en el entrevistado una tranquilidad que resultaba desesperante para la entrevistadora. Y para el oyente también, por cierto. ¿Para qué aceptar entrevistas si no se está dispuesto a contestar o a tomar en serio las preguntas?

Críticas: Una avalancha de críticas. ¿Podríamos decir que representan a la audiencia o no? Pero sobre todo me llamaba la atención la sensación de "títere de la empresa" o "de los políticos", que es una cosa que jamás se le presupone a la mucha gente de la competencia.

Visibilidad: ¿Una entrevista a la que no se le da bombo por las críticas o porque simplemente no se sacó en claro nada que no se supiera ya?  

viernes, 15 de septiembre de 2017

anuncios antiguos

Me acuerdo de la primera vez que hace muchos años en casa de un amigo nos pusimos Youtube y apareció un anuncio antiguo. De los ochenteros. De un anuncio fuimos a otro y descubrimos que había bloques completos de anuncios de la tele en Youtube. Todos los que estábamos en casa esa noche decidimos que no íbamos a elegir ninguna peli... Éramos tan frikis que íbamos a ver anuncios antiguos. De hecho, alguna vez en algún otro sitio hemos hecho lo mismo -sin ser yo el inductor-. 

Cada anuncio (de los buenos) es una historia, y los antiguos tienen mucha miga. Y son míticos. Qué tiempos aquellos en los que una señora prefería claramente una caja de Ariel a dos cualquiera de otras marcas, qué tiempos cuando los anuncios de cosas de limpieza iban descaradamente dedicados a las señoronas -vaya temazo-... Por ejemplo, podéis mirar la historia de los anuncios de Scotch Brite. Veréis la evolución. 

La cuestión es que ahora hay mil espacios en la radio que hablan de tele. Pero hace unos cuantos años estaba muy de moda hablar de los anuncios de la tele, que es una cosa que ahora ya no se estila tanto. He pillado un resumen de hace 15 años en "La Ventana". David Picó traía un resumen que quizá te abra una ventanita... pero por la radio. Radiochip anunciante: 



Sí, fue el año del anuncio aquél de Coca-Cola que aún sigue coleando. Y el momento "deja el conejito, que te ensucias" con la mente más sucia aún... Me partí. Y aquel anuncio comparado... ¡Eso que no se podía en España! 

Un temazo, porque resultaba que Simon Life era de los de Don Simón (J. Carrión) y el Sunny era en aquel momento de Procter & Gamble, que es una de las empresas más potentes que hay. Y se pusieron en plan publicidad comparada... Los de Don Simón querían decir remarcar que Sunny era un refresco y no un zumo 100 % exprimido, luego hicieron otra publicidad los de J. Carrión hablando de que si no tenían conservantes... Al final la cosa terminó con que el anuncio era que el Sunny tenía 5 % de fruta y que Simon Life tenía el 10 %. Pero eso fue un culebrón del que no nos terminamos de dar mucha cuenta.

Fue un culebrón del que no se habló en la tele... Pero del que sí se habló en la radio. 

jueves, 14 de septiembre de 2017

alianzas

Salió una noticia de autobombo en El Mundo titulada «El Mundo y esRadio unen sus fuerzas». Y ponían justo después: «Libertad Digital y Unidad Editorial firman una alianza estratégica». ¡Como si la licencia de Madrid no fuera conjunta entre ambas empresas! ¡Como si no supiéramos que Radio Marca —de Unidad Editorial— emite «Marcador» por esRadio! 

No hay una nueva alianza. Pero para que nos entendamos... Antes El Mundo, en época de Federico en la COPE, cuando el director era Pedro J. Ramírez, era denominado por él en antena como «nuestro periódico». [Cuando siempre, de toda la vida, el periódico de cabecera de la COPE había sido el ABC.] Después, esRadio tuvo una licencia compartida con los de El Mundo, pero cada uno iba a su bola. Eran un matrimonio separado. Y ahora ha renacido el amor. ¿Por conveniencia? Pues puede. 

Van a hacer cosas conjuntas: participación de gente de El Mundo en antena, harán programas de vez en cuando desde Unidad Editorial, estrenarán sección radiofónica de La Otra Crónica... Y harán «cositas multimedia» de manera conjunta. 

Federico lo explicaba de una manera más sencilla: Decía que cada periódico de papel tenía asociada una radio privada que usa ese periódico de «cabecera». Cada radio se asocia a un periódico como si fuera una especie de matrimonio que a veces es «de verdad» y a veces, como es este caso, «de conveniencia». 

Entrecomillaban en El Mundo unas palabras de Federico: «Los lectores de El Mundo oyen esRadio y nuestros oyentes leen El Mundo.» Hombre... Los números no dicen eso. Como curiosidad, habrá que decir que en el pasado, muy en el pasado, fue Onda Cero la que estaba «asociada» a El Mundo, y aquello no fue muy allá. 

El radiochip de hoy es de Onda Cero cuando estaba Herrera. Se había ido Pedro J. y el director pasaba a ser Casimiro Gª Abadillo. Charlaban en 2014 amigablemente sobre los problemas de facturación publicitaria, de difusión... Escuchad el radiochip abadillo: 



Decía que era un desplome estructural: Que la prensa era lo que más había caído en ingresos. Hablaba de que Orbyt estaba siendo un éxito... (¿En serio?) 

La cuestión es que es cierto... Cada radio suele tener un periódico aliado por la razón que sea (ideología, que pertenecen al mismo grupo, etc.) Lo divertido es que Federico lo venda en plan: «Bueno, estábamos estos dos medios desemparejados, con lo que nos arrejuntamos». Como en los pueblos hace años: Que había un soltero y una soltera feuchetes de la misma quinta que estaban solteros y... ¡Hala! Se arrejuntaban. Problema arreglado y familias alegres.

Ya veremos en qué queda esta unión. No sé hasta qué punto a El Mundo realmente le interesa aliarse con una radio que popularmente no goza de la simpatía de mucha gente. Quizá tampoco les interesa mostrarse como un medio «central» sino «muy de parte». Al final, como todo, son estrategias. 

miércoles, 13 de septiembre de 2017

a lo Alsina

Todas las mañanas en los programas se hacen entrevistas a gente de actualidad. Igual que hay entrevistados de muchos tipos, los entrevistadores (en general) son cada uno de su padre y de su madre. Desde el tipo Ana Pastor (pregunta y repregunta hasta cansar incluso al espectador, evidenciando que el entrevistado no quiere contestar), al tipo masajista. Tenemos desde los que van a por una respuesta concreta de un tema en concreto hasta los que alargan la entrevista porque parece que tienen que rellenar media hora como sea. Hay mil tipos. 

Yendo a las mañanas... Está Herrera, que no tiene inconveniente en morder al invitado que no es de su cuerda; está Federico, que nunca entrevistará a alguien que esté en sus antípodas —seguramente porque en algún momento pasado se habría metido con esa persona en antena—, está Pepa, que a veces parece que tiene que rellenar todo el cuestionario de la lista que tiene preparada y no puede dejarse nada... Y cada uno con sus características. 

Las entrevistas de Alsina hay que escucharlas con quizá demasiada atención, porque si no puede parecer que el toro abandona la plaza sin estoque alguno, aunque esté herido de muerte. Al igual que Aimar Bretos, no es de elevar el tono ni de repreguntar hasta la extenuación. Es más: A veces no repregunta, porque de alguna evidencia que el entrevistado ha sido abanderillado. Tiene cierta habilidad para meter el estoque sin que se note. Ni siquiera el entrevistado. Si Ana Pastor cuando entrevista hace notar que el entrevistado no quiere contestar a una pregunta, Alsina no lo hace notar.

Suele jugar mucho a desmontar los argumentos o a mostrar las incoherencias de los discursos de los políticos. Esto suele requerir más atención nuestra (de los oyentes) de la que quizá estemos prestando. El nivel puede ser más elevado, pero la cosa pierde en espectáculo, y no sé hasta qué punto muchos de los oyentes están como para darse cuenta de las cosas. En este sentido, las entrevistas son «menos show». Sería mucho mejor quizá desde el punto de vista del oyente evidenciar aquello que está pasando, porque si no estás atento, te pierdes los detalles. 

Voy a poner como ejemplo un momento de la entrevista que le concedió ayer mismo Albano Dante Fachín. Como todos sabemos, Dante Fachín se había salido de la línea oficial del partido. Alsina, en un momento dado, puesto que el líder de Podem basaba parte de su argumentario en los recortes al famoso Estatuto Catalán, simplemente le preguntó por ese mismo estatuto. Escuchadlo en este radiochip estatutario que recortó @rodriguezcoello, acortándome el trabajo: 



Después de esto, Alsina no insistió. Ni siquiera recuerdo que en la tertulia nadie comentara posteriormente «madre mía, este hombre por mucho que argumente lo del Estatuto, no tenía ni repajolera idea», ni nada. Cualquier oyente que no prestara demasiada atención no se daría cuenta de que Dante Fachín hablaba un poco «de oídas», lo cual es flipante. ¡Pero cómo puede estar en la política activa alguien que no se cosca de lo que habla ni lo conoce! Además, no se hizo sobre el tema nada de espectáculo. Se pasó casi de puntillas. Además, llega a ser gracioso eso de que los invitados sigan hablando y que, al no ser de nuevo interpelados, se piensen que han salido victoriosos del envite. ¡No! 

A Herrera le lucen más las entrevistas, porque evidencia más los puntos de vista y llega a acercarse al espectáculo. A Pepa aún le lucen a veces esos «momentos tensos», porque sí se queda a veces encallada en las preguntas de las que quiere sacar un titular. A la Terribas no digamos... que parece que se va a comer a los entrevistado a veces, y se altera que no veas. A Aimar o a Alsina... no les lucen como debieran. Son entrevistas «poco espectaculares». Alsina, una vez que el entrevistado ha sido desmontado o ya ha dado de sí todo lo que tenía que dar de sí... Hasta luego y gracias. Y el entrevistado no ha notado nada. Qué manera de jugar a desnudar a los reyes en público. Pero los oyentes a veces no miramos al rey desnudo, sino al cielo.

El problema es que yo creo que a veces los oyentes que no están atentos igual no se coscan de lo que se cuece. El día de «¿y la europea?» tuvo tanta repercusión porque tenía los focos encima, el entrevistado era de primer nivel, y los medios dieron el momentazo masticadito... Pero si lo mismo hubiera pasado un día normal con un invitado normal, creo que nadie se hubiera dado cuen del desmonte. A ver... nadie, nadie, no... Pero quizá sólo los que escuchasen con atención. 

martes, 12 de septiembre de 2017

la vuelta de iCat

El otro día se coló en la sesión del parlamento catalán una pregunta sobre la emisora de radio iCat FM. Sí, pasó la cosa completamente desapercibida. 

La «Radio 3 de la corporación catalana de medios» nació el 23 de abril de 2006, la retiraron de la FM el 1 de octubre de 2012 (eso fue una entrada del blog) y ha vuelto hace nada a poderse pillar vía herziana. 

En 2012 nos contaron que eso de pasar de la FM a internet (como si las emisoras de FM no se pillaran ya por internet) era «la evolución hacia un proyecto multicanal». Y yo hice una búsqueda tuitera en la que hablaba de que la gente se quejaba de que la retiraran de la FM, diciendo que «la relegaban», que si era la muerte de iCat... De hecho la etiqueta era #SalvemICatFM. Las redes sentenciaron: pasar de la FM a «sólo internet» (por muy «multicanal» que fuera) era enterrar la emisora. Con lo moderno que nos pintaban todo... 

Y ahora la cadena ha vuelto a la radio «de siempre». A Barcelona en el 92.5, a Tarragona en el 88.0... Mogollón de emisoras. Pero mogollón. 

Y en el pleno del otro día (el de las trifulcas), en el ratito que nadie sacó en la tele, contaron precisamente que si se había abandonado la emisión de iCat por FM por la crisis. «Por la reducción de ingresos» literalmente. Vaya... Nada de ser más modernos que nadie, ni de digievolucionar nada. Que no había pasta. Y dijeron que después de esos 5 años «la audiencia, el sector musical y muchos sectores diversos» habían mantenido la vitalidad de la emisora, y la voluntad de devolverla al lugar de donde salió: la FM. Y que se reforzaba con una nueva web y una nueva aplicación para móviles. 

Obviamente, lo que quieren es devolver una emisora en catalán que quiera promocionar la música catalana, que es para lo que siempre debió servir, aunque nunca terminó de cuajar tanto como les hubiera gustado. Y qué mejor que dar visibilidad a todo esto... ¡desde la FM! De hecho, eso de la vitalidad de iCat estos años... Hombre... Ni la «Corpo» consideró que fuera algo realmente importante (ya que se la cargaron lo primero) ni la cosa ha estado muy viva. Si no... ¿Para qué la devuelven a la FM? El consejero decía que «habían superado esta etapa digital». En plan: «Hemos podido conservar y rescatar la marca sin haberla matado».

La respuesta fue un mero trámite. Y habló el consejero de uno de los 17 programas que forman parte de la nueva parrilla: iCat Kids. [Un saludo desde aquí al Ciudadano García.] Se notaba que el señor consejero no estaba muy enterado de cómo era el proyecto, porque vino a decir simples vaguedades. Digamos que parecía que le daba bastante igual. 

El radiochip de hoy, como esto se produjo el día del primer pleno-batalla del parlamento catalán, pues será del programa «Independents». Sí, es por hacer un poco la gracia... El programa (que va de tardes) no tiene nada que ver con independencia o no independencia de España, sino con la música en general (no sólo independiente) y que mira a Cataluña, y mucho al exterior... Un poco de todo. Lo podréis escuchar en el radiochip de independientes, con Josep Martín. 



Pues eso. El gato mira y dice: «Ey, ¿qué pasa? De vuelta a la FM. Que al final queremos que nos escuche la gente». 

lunes, 11 de septiembre de 2017

columna del final

Los programas informativos, sobre todo los de la noche, al final, siempre tienen una columna sonora de opinión o análisis. Normalmente son tan reputados analistas y pocas veces —nunca— nos ponemos a mirar si lo que dice esta gente tiene sentido cuando los años pasan. 

Resulta que he encontrado la comunida del «bestiario» de José Martí Gómez en el «Hora 25» la misma noche del atentado de las Torres Gemelas. Era 2001, era el primer gran atentado de tipo islamista en el mundo occidental... Y ese mismo día comenzó diciendo:

«Las guerras convencionales van a ser sustituidas por el terrorismo, y ante el fenómeno los estados se revelarán impotentes. La división que separaba los conflictos internos de los conflictos internacionales ha desaparecido.»

Ostras... ¿Atrevimiento y extrapolación bárbara o análisis certero justo el mismo día en que esto ocurría? Obviamente, este tipo de opiniones se basaba en algo más que un atentado. Pero la cuestión es que esa columna, corta y perdida al final de la programación, es la que puedes escuchar en este radiochip gemelo: 


Aquella noche nada había claro sobre autorías, qué había pasado... Nada. [Bueno... el nombre de Bin Laden ya había salido por ahí pero no estaba absolutamente nada confirmado.] Pero la cuestión es que la columna del final, que se emitió casi a las 3 h. de la madrugada, vista 16 años más tarde, era un análisis acertado. 

domingo, 10 de septiembre de 2017

cambio de cadena casi explícito

Primero va una introducción en azul, y luego, como siempre, la entrada tal y como estaba escrita. Allá voy:

Resulta que tenía esta entrada escrita desde hace mil, la había ido retrasando, retrasando... Y ahora toca adelantarla. Leí un tuit de Albert Lesán (que entre otras muchas cosas está en «La Ciutat», el programa de mediodía de Onda Cero Barcelona desde hace porrón de años) en el que decía algo así como que todo tenía un final y que había tomado una decisión que pronto daría a conocer. Miré en su «bio», y entre sus 1000 ocupaciones curiosamente no aparecía lo de «La Ciutat». Y lo divertido de todo esto es que subió un par de tuits en los que ponía cosas de su paso por Cadena 100 (con Arús) y también un tuit a Carlos Herrera respondiendo a uno de sus imágenes de comida en plan «a ver cuando invitas, que fueron muchos años yendo detrás de ti en Onda Cero Cataluña». Total... que me recordó a la entrada que viene a continuación. No sé si se irá o no de Onda Cero, porque no ha dicho nada (aún). Pero allá va la entrada:

Cuando un programa o un locutor cambia de cadena, se suelen seguir unas reglas más o menos comunes y que se suelen respetar siempre. A los oyentes a veces nos parecen un poco chorras, porque normalmente ya sabemos quién se va y a dónde. 

Por ejemplo, Herrera no dijo nunca en Onda Cero: «Bueno, pues nos escuchamos en la COPE», ni De la Morena dijo nunca en la SER: «El año que viene me voy a Onda Cero». Primero terminan contrato, luego explican en la prensa lo que los de publicidad de esa cadena les dejen, y luego ya hacen toda la publicidad que puedan. Eso sí... Los medios ya se han encargado de explicar a dónde va cada uno. 

Ahora, además, es muy sencillo enterarse de a dónde se va tal o cuál. Ya sea por una página en internet, por algún tweet, etc., solemos saber estas cosas o tenemos constancia de la rumorología de fichajes, aunque luego no terminen de cristalizar. 

Por eso me sorprendió a principio de la década pasada cuando, escuchando el «¡Ya Te Digo!», me enteré del cambio de cadena. De una manera más o menos clara, en antena y de cachondeo, Albert Lesán y José Miguel Cruz dejaban claro a la audiencia que de Onda Cero pasarían a la Cadena 100. Y que mientras terminaban en Onda Cero estarían a tope, «que no rimaba con ninguna emisora». Escuchad por tanto este radiochip del fichaje anunciado: 



Y así fue. Se fueron a la Cadena 100 a hacer «La Jungla» —luego «Arús en la 100»— y a la misma hora del «¡Ya Te Digo!» se sacaron de la manga un programa —que se notaba un pelín que iba grabado— que se llamó «¡Yo Ke Sé!» y que no tuvo la misma repercusión que su versión en Onda Cero. 

Me hace gracia porque comentaban a las claras eso que nunca se dice ni se reconoce... Que cuando cambian un programa y llega otro, los antiguos del lugar esperan que les vaya peor, por eso de no quedar en evidencia. Obviamente. Eso jamás de los jamases se reconoce. Pero obviamente así es. Eso pasa en la radio y en cualquier otro lugar. Pero pocas veces se dice en antena... y este radiochip, sí. 

sábado, 9 de septiembre de 2017

a través de los Ondas (24): 1975

Pues en 1975 premiaron a dos personas jóvenes. A un tal José María García, de 31 años, y a un tal Pepe Domingo Castaño, de 33 años. Que luego parece que para ganar un Ondas hace falta ser de la tercera edad, y vemos cómo los premios en aquellos años igual no iban tan desencaminados. El talento es el talento, señora. Ambos eran de la SER y quizá podría decirse que «ya se estaban autopremiando». El tiempo ha dictado sentencia. Incluso «La Otra Dimensión» es un programa del que igual algún día habrá un radiochip. Por lo menos lo ha habido de Sebastiá d'Arbó, su presentador, que por entonces contaba con 28 años. 

Los otros premios: Radio Juventud de Canarias, un programa de zarzuelas de la COPE —que conseguía su segundo Ondas—, Joaquín Merino, de RNE por entonces,  Antonio Serra Camarasa era peridista de RNE (pero con 48 años) pero que ha pasado por la SER, la COPE, Onda Cero y Antena 3 Radio. El Ondas se lo dieron por un programa llamado «Cosas de la Voda». Antonio Serra Camarasa trabajó en RNE hasta 1994. Se había ido a TVE, pero en 1984 pasó a ser jefe de informativos de RCE en Cataluña. 

Y pasamos al último de los premiados: el programa «Estudio 15-18». Nadie en el blog había aún hablado de este programa antiguo que presentó Eduardo Sotillos y Marisol del Valle, y cuya voz masculina luego pasó a ser Jesús Quintero. El programa, en octubre de 1976 pasó a llamarse «Estudio 15-17», supongo que por un cambio de hora. En los primeros tiempos, el programa lo llevaba Alfonso Eduardo, y de esa época es el radiochip de hoy. Pero el radiochip es de hace poco tiempo... 

Porque resulta que en «Disco Grande», cuando murió Sergio Blanco —el de Sergio y Estíbaliz— tuvo Julio Ruiz a bien rescatar una canción de los Carpenters versionada por este dúo en aquel programa «Estudio 15-18». Radiochip dúo: 



Qué jóvenes todos... Sergio Blanco tenía 25 años cuando se hizo esta grabación. En 1975, 27. Era unos años más joven que García o Pepe Domingo, pero casi de la misma edad que Sebastiá d'Arbó.

Hoy hemos aprendido que para ganar un Ondas (o para ver el talento) no es necesario tener 50 años. Y que hay cosas que en aquel año podían ser «autopremios». pero que cuando pasa el tiempo vemos que quizá era simplemente un criterio muy acertado. 

viernes, 8 de septiembre de 2017

lo que se oye en Asturias

El 8 de septiembre es a la vez el día de Asturias y de Extremadura. Unos años toca hablar de los del sur... y ahora toca de los del norte. 

Asturias es el prototipo de comunidad española donde lo que manda es la radio generalista muy por encima de la musical. Podríamos decir que es Asturias es la antítesis de las Canarias. Lo vamos a ver en el siguiente gráfico donde veremos las medias de cada una de las últimas 8 temporadas de las 8 radios más escuchadas en cada uno de los estudios: 
























Las radios musicales «bailan» mucho porque son poco escuchadas en comparación, y además la población asturiana no es mucha, con lo cual no es raro que los datos no bailen incluso haciendo la media de las temporadas. 

Tampoco es raro que aparezcan tan arriba en comparación Kiss FM ni Hit FM, porque precisamente Asturias está plagada de emisoras de Blas Herrero. La cobertura en Asturias tiene que ser máxima. Ríete tu de Radio María... Esto que nos lo confirmen los asturianos. 

Como radiochip de hoy... he ido a lo fácil. Pillamos el programa de Juanma Castaño, que es de Gijón y de Sporting... Pillamos a Victorio Duque hablando de las aficiones de España justo cuando toca el Sporting... Y venga, radiochip sportinguista: 



Vale. Habrá que poner también del Oviedo. Aquí radiochip oviedista:



Para que todos estén contentos.

Y me chivan por el pinganillo que mañana es el derby asturiano. Oviedistas contra sportinguistas. El del pinganillo es de los segundos.

jueves, 7 de septiembre de 2017

1917

Pues llegó el día de Mecano en el blog. 

Este año estaba clara la canción que iba a tocar: 1917, que se cumplen 100 años. Es una canción atípica, ya que no se puede escuchar ni una rima ni media de las suyas... Es una composición instrumental de Nacho Cano que si veis el vídeo, se puede observar claramente que hace referencia a la Revolución Rusa —que también fue tema del blog—. 

Y pasa por el blog básicamente porque ha sido la sintonía de «Tablero Deportivo» de RNE no me acuerdo hace cuántos años... Quizá alguno sepa situarla perfectamente en el tiempo. ¿Alguno se acuerda?

Y si queréis recordar la sintonía, aquí va este radiochip revorruso: 


Esta canción, como veis, aparece en el disco «Aidalai» en medio de la ruptura entre los hermanos Cano.De rupturas tenía que ir la cosa... Qué actual.

Aunque no os lo creáis, hay más entradas dedicadas a Nacho Cano que a Mecano en sí... O por ahí andará. Básicamente porque, por ejemplo, Nacho Cano ha sido compositor de músicas que han pasado a formar parte de la radio española todos los días a todas horas en todas las cadenas durante años y años.

Y Nacho Cano, además, es un icono de la vida moderna. ¡Que llegue hasta el cielo! 

miércoles, 6 de septiembre de 2017

¡memo!: «¿retransmitiendo conciertos?»

Que como sabéis que mañana es 7 de septiembre y es el día de Mecano en el blog, y como no se me ocurría nada mejor, me he dicho: «¿Por qué no meto el "memo" de este mes justo con Mecano un día antes?» Escuchemos una promo y un extracto de ese concierto de Mecano en este radiochip de la la fonoteca de carlos 3210 (que se llama Carlos Manzano): 



Es que pensadlo... ¿Una emisora convencional a nivel nacional retransmitiendo un concierto? Es que ahora es completamente impensable. Los que sí retransmiten conciertos son los de Radio 3, como todos sabemos. Por eso David (Dialca) contestaba:

«En 2012 Radio 3 ha retransmitido ¡¡¡15 festivales distintos!!! y decenas de conciertos todos ellos comentados por gente de la emisora. Radio 3, durante los fines de semana de verano, es un Carrusel de festivales. [...] Y durante el año se retransmiten bastantes conciertos desde salas. Además, Discópolis es especialista en emitir conciertos previamente grabados con ese fin y hasta la temporada pasada había un espacio en R3 llamado En Vivo dedicado a la emisión de conciertos. [...] Ah, y creía que el post estaba provocado por la retransmisión del concierto de Pet Shop Boys de ayer por parte de M80 Radio (sólo vía web). [...] En cuanto a recuerdos, Antena 3 Radio, durante los veranos, dedicaba una hora de la tarde a emitir, cada día, un concierto que era comentado por José Ramón Pardo.»

Después la gente se estuvo refiriendo a los conciertos antiguos que se emitían en Los 40, que si a los Principales Solidarios... Y recojo este comentario de Juan Betanceiro por la imagen que provocó en mi cabeza para sintonizar la radio: 

«Pues te tengo que comentar lo de Los 40... en especial aquellos Principales Solidarios (antes de los Premios)... un par de ellos (de manera parcial, 00 y 02) tengo aún en cassette, de cuando tenía una radio anquilosada que para oírla bien ciertas emisoras tenías que ponerle una aguja de calcetar (Los 40 nunca se oyeron fetén por aquí). También recuerdo uno de Cadena Dial de Víctor Manuel y Ana Belén, ya hace algunos años, y por supuesto los solidarios y conmemorativos de generalmente un artista, una canción (con excepciones, claro): Los 40, La 100... También Rock in Rio, aunque limitados (por divezas y por horario... Los 40 tenían que desconectar a las 2 sí o sí).
Los más regulares son Radio 3 y sus festivales y Radio Clásica y su música.»


Y acabo de recordar esto que comentaba Cesc, y que había quedado en la noche del olvido... Pero claro, es que yo quiero escuchar el concierto del que hablaba. Así que Cesc... Oido al parche de la casette, aunque se oiga fatal. 


«Yo, de bien pequeño escuché (y grabé, en cassette como mandaban lis cánones) el primer concierto de Mecano en Barcelona. 23 de diciembre de 1982 en el Palacio de Deportes de Montjuich. Lo retransmitió Radio Cadena Española. Fijaros lo que representó ese concierto y el de Madrid que CBS editó promocionalmente un EP de 4 temas llamado MECANO EN DIRECTO con un libreto promo. Ese EP (single de 7 pulgadas) vale un dineral actualmente porque se editaron poquísimas copias.»

Y luego salieron más personas que tenían conciertos grabados... Por ejemplo, Óscar Aparicio:

«En los 40 era muy habitual retransmitir conciertos en directo o emitir resumenes de concierto. La de casetes que tengo con conciertos grabados del gran musical, de fallas de valencia o de fiestas. Incluso los conciertos que dieron mecano en París. Incluso tengo grabado un concierto del grupo los limones que realizo en Gerona y que emitieron luego en los 40. El único concierto que he visto en directo y luego he escuchado en la radio.»

A ver... en serio... Toda esa gente que tenga algún concierto grabado de algún grupo que molase y que esté esa cinta guardando polvo en algún cajón de casa... ¡Por favor! ¡Digitalización ya! Si alguno tiene algún concierto grabado de la radio, con su ruido, suciedad, cortes, fallos de sintonización... Por favor, que lo pase, porque va fijo para el blog. 

martes, 5 de septiembre de 2017

lo demás es ruido o silencio

Tenía que hablar de la presentación de Toni Garrido. De su vuelta a la SER. Es tan comentable... Y tenía que titular esta entrada con la frase que siempre repetía cuando hacía el «Asuntos Propios».

Sí, se gustaba a sí mismo. Sí, por ahí decían que si era muy creído... Seguramente lo sea. O quizá no. Quizá su presentación podría haber sido menos rimbombante... ¡Pero cómo no gustarse a sí mismo —aunque sea un poquito— si ayer hizo una presentación de radiofonista de libro! 

Hizo algo algo verdaderamente especial. Tenía miedo de que empezase en plan "flipado, con chorreces y pantallitas". Y nos dio unos minutos de radio geniales, sin ningún aderezo «transgresor»: su voz, la música, y la radio. Nada más. Y con sólo eso (como «los buenos») fue más que suficiente. 

Escuchad el comienzo del «Hoy por Hoy» en el segundo tramo. Disfrutad de este radiochip radiofonista: 


Qué relato tan bonito... Pero no fue sólo un relato bonito. No fue sólo una manera de decirle al oyente que él es de la radio. No fue sólo una manera de decirle al oyente: «Oiga, que yo también soy bueno, y no cambie de cadena».

En el relato se hablaba de todo aquello que se dice de la radio... y de la SER. Incluía las críticas, todo eso que se dice... y explicando que hasta eso es la radio. En esta presentación ha venido a interiorizar las críticas que hacen (y hacemos) a la SER, y decir: «exactamente, lo aceptamos». Sobre todo porque muchas de esas críticas son perfectamente antagónicas entre sí. 

Y mucho más importante: Después de años y años de presentaciones de la SER en que a veces había una especie de trincherismo en plan: «no hablemos de lo de Paco y Pepe», y de una especie de «somos los mejores, señora, que somos la SER», después de unos años de presentaciones demasiado rimbombantes y autocomplacientes...

...Resulta que se sacó de la manga algo así como «sí, se nos critica, pero somos éstos que han pasado por aquí». Y eso es también Gemma, es Paco, Pepe y Lama, por supuestísimo... La historia de la SER tiene que ser contada así: con la gente que ha pasado por ella sin renunciar a sus nombres, porque son los que la han hecho grande precisamente. Y por eso sonaron Carlos Llamas (vaya momento cuando paran la música con la voz de Francino), Ángeles Afuera, Joaquín Prat, Iñaki, Marcos, Elvira Lindo, Sardá, De la Morena, Gallego, Àngels, Martín Ferrand, Pepa, Concha Gª Campoy,  ... y hasta Carlos Herrera. 

Me ha gustado mil la falta de complejos en reclamar como suyo su propio pasado sin problemas. Porque eso debe ser cualquier radio, y por supuesto, la SER. Estuvo genial que el día de la presentación de la nueva programación fuera un día de reivindicación de la propia cadena. Eso llevaba años faltándome.

No sé cómo será el programa de Toni Garrido esta temporada. Parece obvio que recordará un poquito al «Asuntos Propios»; quizá tenga más carga política que Gemma —no lo sé—... Y ya iremos viendo qué tal el programa. Pero gracias por este ratito de radio. Cuando la radio te hace echar una lagrimita no cabe duda: esa radio es buena. Lo demás... 

lunes, 4 de septiembre de 2017

antes del "todo por la radio"

Todo el mundo conoce el espacio llamado "Todo por la Radio". Ahora se emite en "La Ventana", pero antes formaba parte del "Hoy por Hoy". Francino se llevó el espacio a las tardes porque había funcionado muy bien por las mañanas. De hecho, yo creo que es lo que más me gustaba de su "Hoy por Hoy", sin duda. Y la piedra angular del espacio es Toni Martínez. 

Todos sabemos cómo empieza el espacio... Cada vez tiene más florituras, pero inicialmente, hace años, cuando estaba en el "Hoy por Hoy", sonaba siempre eso de Chacón: "Capitán... Mande firmes... y griten conmigo: ¡Todo por la radio!" Y en los tiempos antiguos sonaba una sintonía. 

Ahora dura una hora entera: de 17 a 18 h. Antes, solo era la primera media hora. En el "Hoy por Hoy" eran unos 18 minutos. ¿Y antes? ¿De dónde partió todo esto? Pues parte de Toni Martínez. Francino le tenía haciendo una cosa llamada "La Contracrónica", que sonaba con esa misma sintonía del "Todo por la Radio". Siempre era él y a veces algún humorista (Pablo Motos, Javier Coronas o quien fuera) y hacían una crónica alternativa de lo que había pasado. 

Os traigo 2 radiochips, y ambos de "La Contracrónica" de Toni Martínez, es decir, el embrión del programa dentro de otro programa y que tiene un Ondas. En el primer radiochip contracrónico escucharéis a Toni Martínez, Coronas, Pedro Blanco y Francino en octubre de 2007 (dale aquí si no va):



En el segundo, Toni Martínez, Pablo Motos, Francino, Pedro Blanco, por ahí suena Luis del Val, Susanna Ruiz... También de 2007. (Lo mismo... Si lo de la SER no te chuta, dale aquí).


Pues hasta aquí la arqueología radiofónica. Quizá nunca te habías parado a pensar qué narices hubo antes del "Todo por la Radio"... Y hay valorar que Francino se atrevió adelantar humor y entretenimiento antes de las 10 h. de la mañana, cosa que era osadísima... Incluso se pensó en poner este espacio incluso antes... La cuestión es que el "todo por la radio" es historia no sólo porque tenga un Ondas, sino porque además tiene un recorrido en el tiempo y una entidad propia que ya le gustaría a muchos programas.